Buscar en Cuentos peronistas...

sábado, 4 de junio de 2011

Víctimas fatales de 1951


Los que recuerdan los fusilamientos de 1956, por lo general, ignoran que antes, en 1947, fueron fusilados en la Argentina mil quinientos seres humanos. Sucedió en el ex territorio nacional de Formosa, a manos de la gendarmería que respondía al ministro del Interior, Ángel Borlenghi, de origen sindical. También se ignoran las víctimas fatales de la comisaría de Florida (el mismo barrio donde serían detenidos los fusilados de 1956). En esa localidad lindera a Vicente López fueron asesinados en 1951, entre otros humildes, los ciudadanos Teodoro Baziluk, Estanislao Kosiky (ambos nacidos en Polonia, el primero afiliado comunista), José Lettieri, Horacio Pérez, Pedro Moreno y Martín Graneros, cuyos cuerpos sin vida se hallaron luego en baldíos, calles y en el arroyo Morales. En total fueron 21 asesinatos esclarecidos e innumerables torturas, confesadas por sus propios culpables, ocurridas entre octubre de 1950 y junio de 1951. El gobernador era Domingo Alfredo Mercante y uno de los responsables directos era Carlos Segundo Doro, un vigilante de la quinta presidencial de Olivos. El entonces jefe de la policía provincial, coronel Adolfo Marsillac, estaba envuelto en torturas y atentados armados, pero pidió que "dejasen de tirar fiambres en la provincia". 




                        Enlace: Una temporada de terror en Florida