viernes, 28 de febrero de 2014

Allende y la unión democrática

La Unión Democrática tenía figuras como Alfredo Palacios 
y Alicia Moreau de Justo.

La Unión Democrática no nació en 1945 sino mucho antes. A fines de los años treinta, en el país se buscó unir fuerzas contra el fascismo, que tenía seguidores, medios de prensa y grupos de choque. La amenaza del nazismo era real en el mundo y Argentina era uno de los países con más penetración en Sudamérica. En los grupos antifascistas, que preanunciaron la unión democrática argentina, participaron dirigentes que después serían peronistas, como Diego Molinari; entonces radical, luego la propia central obrera (CGT); socialista moderada, y un joven político chileno: Salvador Allende*, socialista antes y después. También estaban el radical Ricardo Balbín y el demócrata Lisandro de la Torre. El gremialista Angel Borlenghi estaba en el socialismo: del lado opuesto al que llegó en 1945. La coalición republicana crecería para enfrentar al conservador Ramón Castillo en 1942, y más tarde al coronel Juan Perón. Su lema inicial había sido Por la libertad, contra el fascismo, cuando Perón todavía no estaba en escena. Hoy la izquierda repudia a la unión democrática venezolana, pero en la historia tuvo posiciones muy diferentes.


Allende se expresó contra el fascismo criollo y por la unión 
de fuerza democráticas.


*Testimonio Horacio Sanguineti

martes, 25 de febrero de 2014

Aclaración

El señor Alberto Manfredi, autor de Perón y la Tercera Posición, escribe la siguiente aclaración: "En el parágrafo titulado 'Represión en el interior' del capítulo 'Los crímenes del peronismo', se omitieron las fuentes de donde se extrajo la información. Las mismas, corresponden a la investigación de Ariel Kocik 'Una temporada de terror en Florida', publicada por la Agencia de Noticias Redacción (ANRed), el 21 de noviembre de 2010, varias veces citado a lo largo del mencionado capítulo. En cuanto a las referencias al trabajo 'Las mazmorras de Pettinato, premiadas por Kirchner', hasta la fecha figuraban a nombre de Roberto J. Wilkinson, quien plagió al Sr. Kocik, publicando el mismo texto, incluso con su título original, en el sitio Redacción Digital, el 22 de octubre de 2012, provocando nuestra confusión.

Pedimos al Sr. Ariel Kocik las correspondientes disculpas por nuestra omisión y por haber citado erróneamente a Roberto J. Wilkinson como autor de su obra; ambos hechos fueron involuntarios. Recalcamos que las restantes menciones que de sus trabajos, dieciocho en total, figuran desde el primer momento en nuestra publicación, lo mismo en el apartado dedicado a la bibliografía, y así fue hecho el depósito correspondiente en la Dirección Nacional de Derecho de Autor, el 3 de junio de 2013. Nos comprometemos hacer uno nuevo, con estas modificaciones, ni bien hagamos la renovación No somos historiadores profesionales, hacemos esto para difundir los acontecimientos de nuestro pasado grandioso y para nuestra satisfacción personal, de ahí que muchas veces nos equivoquemos al proceder."

martes, 18 de febrero de 2014

¿El sueño de Bolívar?

Se hablaba de unión americana, pero no al estilo del caudillo Yrigoyen, sino una unión de dictaduras, algunas legales. El general Fulgencio Batista, de Cuba, fue aliado de la Argentina, como Anastasio Somoza, de Nicaragua. En casi toda la región había generales con discurso social. Batista sería demonizado por la izquierda, pero se llevó bien con Buenos Aires y tuvo comunistas en su gobierno. Marcos Pérez jiménez era el dictador de Venezuela. Una excepción era Uruguay, mal mirado por la orilla vecina. Los derechos humanos se violaban con otro ropaje y de un modo más duro. Los falangistas de entonces, después se hicieron de izquierda. Esta línea, con los años, llegaría al gobierno.

Ver: Censura al tango

viernes, 14 de febrero de 2014

El Rubio (II)

El famoso historiador Félix Luna
fue torturado en 1951 junto a
Juan Ovidio Zavala.
Hoy en la Argentina se "debate" si los periodistas y la historia deben decir la verdad o mentir. Un cronista estrella del diario Página 12 afirmó: “la Argentina tuvo hace más de medio siglo un servicio penitenciario modelo para todo el mundo en la época que lo dirigía Roberto Pettinatto, y eso fue destruido a partir de 1955 y el destrato que comenzó en las cárceles con las personas privadas de su libertad se replicó a la sociedad.” Cualquier progresista diría lo mismo, pero John William Cooke opinaba diferente, como muchos peronistas detenidos del momento.

Todos destacaron al régimen penal conducido por Juan Ovidio Zavala (el Rubio) entre octubre de 1955 y abril de 1956, como muy correcto, sin excepciones. El comisario peronista Juan Simón Etchart, quien torturó a Zavala en 1951, es el mejor testigo, pues en 1955 quedó preso, en manos de su previa víctima. El torturador, a quien varios "se le habían ido"* en Boulogne, temía una venganza. No obstante, ante un grupo de periodistas, Etchart afirmó: “Digan (insistió con el ruego) que Zavala es el hombre más bueno del mundo. Es un santo.” La víctima había protegido a su verdugo. Por otro lado, respecto a Pettinato, sus revistas de publicidad no incluían los castigos a los presos políticos.

*"Irse", morir en manos de la policía.

Ver: Cooke en la cárcel

domingo, 9 de febrero de 2014

Ernesto y Eva

Ernesto Sammartino y Eva Duarte se
conocieron cuando Evita era actriz. 
Retrato de Annemarie Heinrich.
Hay radicales que tienen verguenza de nombrarlo. Prefieren elogiar a la señora Eva Perón. Algunos saben que Ernesto Sammartino tuvo un romance con la mujer más importante del peronismo. En el orden público, Sammartino defendió los derechos humanos de los presos políticos -sesenta años antes que sus críticos- y fue precursor de la ley de voto femenino en Entre Ríos en los años treinta. Era republicano por España, cuando Héctor Cámpora era conservador por Manuel Fresco, fascista bonaerense. Sammartino fue ovacionado en Berisso, en tanto Eva fue silbada en esa tierra obrera. El radical dijo que su expulsión del parlamento argentino no era obra de los mandaderos, sino de su vieja amiga, ahora enemiga. La historia le dejó un papel de adversario del pueblo a Ernesto y de santa a Evita.

Ernesto Sammartino, caballero de la
noche y bravo legislador. Foto
Historia y Doctrina de la UCR.
Ver: Ernesto Sammartino y los derechos humanos