martes, 10 de febrero de 2015

El viaje feliz de Clara Borlenghi


Angel Borlenghi, ministro del Interior de Perón, vivía en Talcahuano 464 (donde tenía dos departamentos), a metros del palacio de la Justicia que según él era “peronista”. Allí aparecieron cuentas abultadas al abrirse el cofre secreto. En una huida apresurada, había dejado un pequeño "arsenal" de armas cuya función decorativa era probar que “daría la vida por su líder”. Había una pistola 45 del ejército, un cuchillo puñal, un maletín con una pistola Parabellum y una caja con proyectiles.

Se halló una pistola Ballester Molina, con el escudo peronista y el escudo argentino, dedicada a Borlenghi “por algún donante optimista” (ironizó un periodista), una carabina Halcón y una cámara fotográfica. Aparecieron además una pulsera, un anillo y 30 estuches de joyas vacíos que el matrimonio Borlenghi alcanzó a llevarse. Otros papeles y recibos acreditaban gastos la esposa del ministro en Europa.

Clara Maguidovich de Borlenghi, en su viaje a Europa de 1950, se alojó en hoteles carísimos y los recibos fueron encontrados en el domicilio del ex ministro. Clara viajó con la señora Juana Sofía Erika Kritins de Tortorelli, y al  parecer con dos empleados de su esposo, Gregui y Díaz. (Raúl Tortorelli tenía bienes a nombre del matrimonio Borlengui, según se denunció). 

Clara se alojó en el hotel Firenze de Milán, donde solo en diez días gastó tres millones cien mil liras. En el Gran Hotel de Milan dejó una cuenta de 320.000 liras en cinco días. En el Excelsior de Roma, gastó 236.700 liras en cuatro días. En el Savoy de Firenze gastó 316.600 liras en cuatro días. En La Haya, en el hotel Des Indes gastó 19.260 francos en cinco días y en el Hotel Palace de Bruselas pagó 4.600 francos.

Clara gastó menos en el Luzan de Suiza y en el Provit de Luxemburgo. En el Metropoli de Venecia pagó 3.150 pesetas pero en la ciudad también adquirió puntillas y artículos de tocador por 14 mil pesetas, y su comitiva despachó cajones con mercaderías por 2.300 kilos. En Estocolmo pagó 701 coronas, en Copenague 413 coronas y en el hotel Rivas de Londres, 1.520 libras por una semana. 

A veces Maguidovich de Borlenghi se hospedó con la señora de Tortorelli, dejando a los muchachos en hoteles de segunda. En el Lancaster de París, la esposa de Borlenghi gastó más de 30 mil francos por una semana y en Italia adquirió mercaderías por 118.000.000 de liras, enviadas a Buenos Aires sin pagar derechos de Aduana. Pero ahí no terminaba la historia.

Ver Los testaferros de Borlenghi

(Continúa)

Fuentes: expedientes judiciales e investigaciones de 1956-58. Diversos diarios que fueran peronistas como Noticias Gráficas, e incluso El Líder, que fuera de Borlenghi.